No es necesario ir a Paris para comer las mejores baguettes

Podemos prescindir de todo, menos de una baguette.